Además del BOSQUE producir nuestras aguas, purificar el aire, producir oxígeno y albergar biodiversidad, ahora se añade un nuevo servicio ambiental: educación humanizadora.

El Bosque Escuela consiste de instalaciones y planta física en el entorno natural con contenido curricular. La escuela incluye instalaciones de aprendizaje no tradicional con salones al aire libre y una experiencia pedagógica con énfasis en las Ciencias, las Matemáticas, Agricultura y las Artes.

Aquí se presentan experiencias que se fundamentan en la observación, generación de hipótesis, levantamiento de datos, análisis e interpretación. La iniciativa está dirigida a mejorar el aprovechamiento académico con experiencias formales de educación liberadora, valorando la diversidad mientras se fomenta un ambiente de inclusión. Las experiencias están dirigidas a la reinserción de jóvenes asediados por las tecnologías de uso individual a su entorno natural a través de vivencias profundas y divertidas.

Ariel Massol Deyá (1969-2009), nombre con el que se bautizó el Bosque Escuela, fue habitante de La Olimpia al igual que el Julián Chiví, también gestor e inspiración para la creación de este bosque. Hoy le honramos con acciones de infinita esperanza, con un proyecto vivo, creciente, que ofrecemos a este, nuestro Puerto Rico.