El Salón de motivación es el punto de partida y modelo de nuestro proceso educativo. Por techo, tiene las copas de los árboles y las paredes son toda la biodiversidad del bosque. Este salón vivo marca un proceso de aprendizaje solidario con plena libertad.